Primer ministro de Canadá no responde a los insultos de Trump y apoya la cumbre de Singapur

2241445 0 14278531

Trudeau "dio una conferencia de prensa en la que asumió que yo estaba en el avión y no estaba mirando. Ha aprendido que le va a costar mucho dinero a la gente de Canadá", dijo Trump sonriendo.

Por Joe Caceres

Toronto (Canadá), 12 junio. Continuando con su pasiva posición, nuestro Primer Ministro, Justin Trudeau, evitó hoy responder a los insultos y amenazas proferidos por el presidente estadounidense, Donald Trump, tras la Cumbre del G7 y apoyó sus esfuerzos respecto a Corea del Norte.

En su primera declaración pública, luego de la guerra iniciada por Trump en Twitter al calificar a nuestro primer ministro de “sumiso y débil”, Trudeau afirmó:  "Sobre los comentarios (de Trump), voy a seguir concentrado en defender puestos de trabajo para los canadienses y apoyar los intereses de Canadá",.

Aun así, "obviamente apoyamos los esfuerzos del presidente sobre Corea del Norte, esperamos ver los detalles del acuerdo", indicó Trudeau a los periodistas en el Parlamento.

En las últimas horas, Trump volvió a arremeter contra Canadá y Trudeau durante la rueda de prensa que ofreció en Singapur después de la reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un.

Trudeau "dio una conferencia de prensa en la que asumió que yo estaba en el avión y no estaba mirando. Ha aprendido que le va a costar mucho dinero a la gente de Canadá", dijo Trump sonriendo.

Tras la clausura de la 44 Cumbre del G7 el sábado pasado en Canadá, Trudeau afirmó que Ottawa consideraba como un insulto los aranceles impuestos por EE.UU. a las exportaciones de acero y aluminio canadienses por motivos de seguridad.

Trudeau explicó que Canadá es el principal socio económico, político y militar de Washington y que ha cooperado en casi todos los conflictos en los que EE.UU. ha estado implicado desde la I Guerra Mundial (1914-1918), por lo que la idea de que los productos canadienses sean una amenaza para la seguridad nacional estadounidense es insultante.

Tras escuchar las palabras Trudeau, Trump recurrió a Twitter para responderle y fue cuando lo llamó "débil" y "sumiso", y amenazó con más aranceles a las exportaciones de vehículos producidos en Canadá.

Trump retiró, además, el apoyo de EE.UU. a la declaración final de la Cumbre del G7.

Etiquetas: Justin Trudeau, Donald Trump