A 500 años de la Reforma Protestante

a 500 anios de la reforma protestante

El 31 de octubre del 2017 fue un día histórico en el mundo cristiano. En la víspera de Todos los Santos, se celebraron 500 años de la Reforma Protestante fundada en 1517 por Martín Lutero,

el monje de origen alemán  que clavó sus 95 tesis en la puerta del templo de Wittenberg (Alemania), protestando principalmente contra la venta de indulgencias y el poder del Papa en la Iglesia Católica del siglo XVI. Este transcendental hito no solo dividió a la Iglesia que recibió ‘las llaves del cielo’, sino que a través de los años tuvo una notable influencia en la economía, la política, la cultura y la fe cristiana.

En este marco de las celebraciones, recordamos las causas y las consecuencias de la Reforma Protestante. Hace 5 siglos, Martín Lutero, quien se formó en el seno del catolicismo fue enviado por su superior a conocer la vida eclesial y espiritual del Vaticano. En su corta estancia, Lutero observo distancia entre la opulenta vida de la jerarquía en Roma y los verdaderos católicos de pueblo en el mundo. Rápidamente encontró las inconsistencias e incoherencias de la Iglesia Vaticana para la época. De regreso a Alemania, centró sus escritos y discursos en criticar las grandes brechas como la venta de indulgencias para financiar la construcción del Vaticano con recursos de acaudalados feudales que podían ‘comprar’ el perdón de sus pecados.

La posición de Lutero desde Wittenberg desencadenó el movimiento Reformista Protestante, que paulatinamente sumó adeptos igualmente inconformes que rechazaban la corrupción, la frívola vida y los actos lujuriosos al interior de la jerarquía del catolicismo. Sobre los cambios, la Reforma luterana suprimió la intermediación de la Iglesia entre los fieles y Dios al traducir la Biblia a los idiomas nativos para que se pudiese leer e interpretar por todos, y también proclamó la afirmación de que el hombre puede alcanzar la salvación solo por la fe. Lutero sostuvo que avergonzarse del matrimonio era avergonzarse de ser humano o pretender mejorar la obra de Dios. Proclamó que tener hijos era un deber; y que la castidad, era un voto antinatural. Por esa razón, se casó con la exmonja Catalina von Bora, con quien tuvo seis hijos, que también fueron parte activa de la Reforma.

Las nuevas ideas protestantes lograron extenderse por Europa a gran escala, gracias a la creación de la imprenta de Johannes Guttenberg. Aunque Lutero fue excomulgado por el Papa León X, su liderazgo fue reconocido por gran parte de la población europea, lo que le permitió conservar su vida y mantener las ideas religiosas y políticas.  Pero la Reforma protestante no solo afectó a Europa, sino que también tuvo un efecto sobre el catolicismo, que respondió con la Contrarreforma. El Concilio de Trento, de 1545, reafirmó la validez de los siete sacramentos y la presencia real de Cristo en la Eucaristía (hasta nuestros días), entre otros preceptos cuestionados. El Concilio también definió formalmente la auténtica doctrina católica de la justificación, que no se basa solamente en la fe, sino también en la caridad y los sacramentos. Como parte de la respuesta de la iglesia católica, Contrarreforma, San Ignacio de Loyola fundó la Compañía de Jesús en 1540 y la Biblia se tradujo del latín a otras lenguas, extendiendo su lectura a personas que no necesariamente eran intelectuales en toda Europa.

500 años después, sin duda alguna la Reforma fue muy saludable para la ‘limpieza’ de la Iglesia pero dio lugar a la división y proliferación de nuevas denominaciones religiosas, sobre todo de la corriente pentecostal. Algunas de ellas siguen fielmente los postulados de Lutero, sin embargo, otras ramificaciones protestantes están apartadas de los preceptos reformistas y mercantilizan la religión. Estos actos, igual que hace 5 siglos están dañando la imagen de la Iglesia en momentos en que surgen otras corrientes ideológicas totalmente contrarias a la fe cristiana.

Con las marcadas diferencias de los siglos, hoy en día, Martín Lutero es sabiamente retomado por el Papa Francisco quien pregona austeridad, misericordia y lucha anticorrupción en la Iglesia y el mundo. Jorge Mario Bergoglio, de la Compañía de Jesús cuya orden católica nació hace 5 siglos como parte de la Contrareforma, nuevamente está ‘limpiando’ la Iglesia Católica y buscando la unidad de los cristianos de las diferentes denominaciones religiosas a través del ecumenismo entorno a un solo Dios.

Alexander Terrazas

Periodista y escritor

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.