Editorial: Crisis de vivienda para refugiados en Toronto

refugiados toronto
Según un informe de la municipalidad de Toronto, hay 3.200 solicitantes de asilo en el sistema de alojamientos de refugios. La mayoría de ellos, actualmente están alojados en moteles, hoteles y dormitorios universitarios.


Por Alexander Terrazas

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Toronto ya no tiene lugar para más refugiados? La respuesta a esta provocadora pregunta es sí. Aparentemente, la ciudad de Toronto, considerada la capital económica de Canadá ya no puede recibir a más asilados y refugiados, según han informado las autoridades locales, porque las instalaciones asignadas para albergar a los solicitantes están en su capacidad máxima.

Según un informe de la municipalidad de Toronto, hay 3.200 solicitantes de asilo en el sistema de alojamientos de refugios. La mayoría de ellos, actualmente están alojados en moteles, hoteles y dormitorios universitarios. La agravante de estos casos es que más de la mitad de los solicitantes de refugio que están alojados por la municipalidad, son menores de edad.

Mientras este problema crece como una bola de nieve debido a que cada día llegan miles de solicitantes de asilo a la ciudad, el Alcalde de Toronto John Tory y, el Premier de Ontario, Doug Ford, están clamando auxilio inmediato al Primer Ministro Justin Trudeau, para solucionar esta crisis de alojamientos. “Necesitamos ayuda, sencillamente ya no tenemos los recursos para hacerlo solo…Esta presión ya no tiene precedentes”, ha dicho el Alcalde Tory, en un clamoroso pedido de ayuda a Ottawa.

Se dice que no es la primera vez que el alcalde solicita más ayuda para Toronto, donde alrededor del 40% de la población que acude a refugios, ahora está compuesta por solicitantes de refugio. Pero muchos defensores de refugiados aseguran que la presión sobre el sistema de refugios de la ciudad es parte de un problema mayor de falta de fondos y que señalar a los refugiados es hacerlos ‘chivos expiatorios’.

Desde Ottawa ya han respondido al clamor de las autoridades locales. Sobre la base de los compromisos  para apoyar a Toronto y otros municipios que enfrentan problemas temporales de vivienda para los asilados, el Gobierno Federal anunció que apoyará activamente a Toronto para solucionar el problema de vivienda para los que se encuentran ocupando los dormitorios de las universidades, mientras los alumnos están de vacaciones. De hecho, el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, ha comprometido proveer 50 millones de dólares canadienses a todas las ciudades del país para hacer frente a los costos de vivienda provisional a los solicitantes de asilo y refugio. De ese monto total, unos 11 millones serán destinados a la provincia Ontario, donde está la ciudad de Toronto.

Ahora será cuestión de tiempo para que lleguen esos recursos comprometidos para solucionar el problema actual de los refugiados ‘sin techo’ en la ciudad de Toronto. Sin embargo, el problema persistirá si no se trabajan en medidas estructurales para ofrecerles mejores condiciones a los miles de solicitantes de refugio que ingresan cada día al país, especialmente desde Estados Unidos.

Porque, además, de la falta de alojamiento para los refugiados y asilados, hay que agregar el problema de la vivienda en general, porque el costo para alquilar o comprar una casa se ha disparado más rápido que los ingresos en esta ciudad.  Se podría afirmar que esta situación es una razón más, por la que muchos de los nuevos migrantes después de recibir ayuda del Gobierno, tienen dificultades para asentarse a vivir dada la difícil asequibilidad a la vivienda.

Para finalizar hay que dejar sentado que el último ‘pacto mundial por los derechos de los migrantes’, recientemente aprobado por todos los países que forman parte de la Organización de Naciones Unidas, con excepción de Estados Unidos, garantiza a los migrantes el derecho a la vivienda, la salud y la educación. Ojalá que las autoridades solucionen pronto la crisis de alojamientos y que todos los refugiados y asilados tengan acceso a una vivienda digna. Hacemos votos para que así sea!

Etiquetas: Toronto, crisis, viviendas