inmigración

Inmigración: La diferencia entre tratar y hacer

welcome

Es muy cierto que hay muchas cosas que se pueden “tratar” de hacer para obtener la residencia permanente en Canadá. 

Por Claudia Palacio*

Esta mañana, y no por primera vez, recibí un e-mail de una persona bastante molesta porque le dije que en este momento no cumplía con los requisitos para solicitar la residencia permanente en Canadá.  Dentro de su muy airado email me dejo saber que obviamente yo sabía muy poco de inmigración y con total seguridad no tenía ni idea de la cantidad de programas de inmigración a Canadá bajo los cuales personas con un nivel de inglés equivalente a 4 en estándar canadiense podrían obtener la residencia permanente.

Para poner este caso en contexto debo explicar que esta persona se encuentra fuera de Canadá, su máximo nivel educativo es high school (bachillerato en algunos país, secundaria en otros, liceo en otros o preparatoria en otros), que su nivel de inglés es más o menos el equivalente a nivel 7, que está casado con una persona que tiene dos maestrías y cuyo inglés es básico.  Su estatus migratorio en el país en que se encuentran no está definido porque está uno de ellos actualmente solicitando asilo y el otro se encuentra indocumentado.

Es muy cierto que hay muchas cosas que se pueden “tratar” de hacer para obtener la residencia permanente en Canadá. 

En un caso como este se podria “tratar” de obtener un permiso de trabajo en Canadá para que al llegar al país esta pareja puedan, con su experiencia laboral en Canadá, aumentar su puntaje en el Express Entry.  La situación con esta pareja es su estatus en el país donde se encuentran.  Para que inmigración Canadá apruebe un permiso de estudio, de trabajo o de visitante, el oficial de inmigración debe estar convencido de que la persona va a salir de Canadá al finalizar su permiso.  El estar indocumentado en un país genera dudas de que esto  mismo pueda ocurrir en Canadá si se aprueba el permiso a esta persona.  Se puede “tratar”? claro que sí.  Es factible que este permiso sea aprobado? Lo más posible es que no.

Se puede también “tratar” de que esta pareja obtenga una nominación provincial.  Manitoba, Saskatchewan, British Columbia y Nova Scotia tienen portales en los que se puede poner el perfil.  Todas estas categorías se manejan por puntajes y aunque las tablas de selección son distintas a las del Express Entry Federal, en todas ellas se dan puntos por nivel educativo y por dominio de inglés o francés.  Nivel educativo es un requerimiento mínimo bajo estos programas? En algunos si, en algunos no, pero el puntaje si se ve afectado por ellos. Este perfil es factible que sea aceptado en estos portales, pero va a ser seleccionado para una nominación provincial? Lo más posible es que no. 

Es cierto que hay varios programas de nominación provincial que permiten la solicitud de nominación si los candidatos tienen nivel de 4 en el estándar Canadiense.  Pero lo que hay que tener claro es que casi todos estos programas (con excepción de quienes estudian Maestrías y Doctorados en British Columbia, Ontario y Manitoba y una categoría en Saskatchewan)  todos estos programas requieren del soporte de un empleador, bien sea de una oferta de trabajo o de estar trabajando ya en la provincia a la que se le solicita la nominación.  Lo que nos trae de regreso al estatus migratorio de esta pareja en el país donde se encuentran.  Esto sin contar con que los programas de nominación provincial en su mayoría tienen dentro de sus requerimientos que el solicitante se encuentre residiendo legalmente en el país donde se encuentre.

También se podría “tratar” de que esta pareja llegara a Canadá uno como estudiante internacional (el que habla inglés) a estudiar un programa que confiera título y el otro a trabajar.  Pero volvemos de regreso al estatus migratorio donde se encuentran.

La ley migratoria no funciona de la misma forma que la ley penal.  Cuando alguien es acusado de un crimen, la función del abogado es “tratar” de que salga libre o al menos de que le reduzcan la sentencia.  Desafortunadamente en Inmigración a Canadá no existe la negociación de términos.  Es decir, bajo la ley de inmigración si una persona no cumple con los requisitos para ser residente, no se puede negociar con Inmigración para que entonces le den un permiso temporal. 

Hay una gran diferencia entre sacar a una persona de un problema en el que se ha metido y hacer que cumpla con los requisitos de los programas.  Cuando una persona comete un error que tiene repercusiones migratorias, nuestro deber como representantes es sacarlos de ese problema, negociar con inmigración una salida de detención bajo fianza, pedir un recurso de Humanidad y Compasión para que no sea revocada la residencia, apelar una decisión de negativa o presentar argumentos para evitar que la persona sea encontrada inadmisible por razones de criminalidad o médicas.  Pero no es justo ni ético ni responsable cobrarle dinero a una persona cuando de antemano sabemos que no cumple con los requisitos del programa y que lo más probable es que la solicitud sea negada por más de que se “trate” de hacer las cosas.

Teniendo en cuenta que los representantes de inmigración (Abogados y Consultores) cobramos por nuestros servicios, que lógica habría para que les dijéramos a los clientes que no cumplen con los requisitos de los programas y por tanto no tomaremos el caso si independientemente de la respuesta nuestros servicios van a ser pagados de todas maneras? Cuando un consultor o un abogado dice que el cliente no cumple con los requisitos de un programa esta simplemente siendo honesto, siendo ético. Es una lástima que la ética y la honestidad se confundan con falta de conocimiento.  Ciertamente las segundas opiniones son valiosas, de lo que hay que asegurarse es que a quien se le pidan sea ético y honesto y no que simplemente que esté “tratando” de hacer algo.  Y valga la aclaración nuevamente, una cosa es “tratar” de  sacar al cliente de un problema y otra muy distinta es “tratar” de que cumpla con los requisitos de un programa.

Claudia Palacio., RCIC

ICCRC R 416911

*Claudia Palacio es Consultora de Inmigración Certificada y colaboradora de este semanario.  Pueden dirigir sus preguntas a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Etiquetas: Claudia Palacio, residencia permanente