¿Beneficiará a los compradores de vivienda el acceso a los datos históricos de ventas?

DANDOLE A SUS SUEÑOS BANNER 02 1 1

El 23 de agosto, el Tribunal Supremo de Canadá anunció que no concederá un recurso ante la Junta de Bienes Raíces de Toronto para mantener cerrados los datos sobre las propiedades vendidas, poniendo fin a una batalla legal de siete años entre la junta y los que desean hacer pública dicha información.

Por Susana Donan

TREB (Toronto Real Estate Board, por sus siglas en inglés) tiene 60 días para absorber e implementar los cambios, que incluyen otorgar a los interesados la capacidad de compartir los datos históricos sobre ventas de propiedades (incluidos, entre otros, precios listados contra precios de venta final, si un listado ha sido cancelado o no, y una instantánea a largo plazo de ventas anteriores) con usuarios de sitios protegidos con contraseña. Anteriormente, esta información solo se podía compartir directamente entre agentes inmobiliarios y sus clientes, por teléfono, en persona o por escrito.

La victoria de la Oficina significa que los compradores y vendedores de bienes raíces pronto tendrán información sobre el historial de ventas, pero ¿cómo cambiará esto la imagen del mercado?

Antes de la decisión, solo los agentes de bienes raíces que eran miembros de TREB podían acceder a datos de precios de venta y comparables para proporcionarlos directamente a sus clientes. Sin embargo, aunque los agentes ya no serán "guardianes" de esta información, eso no significa que desempeñarán un papel menos importante dentro de una transacción de bienes raíces. Al compartir más información, podemos hacer un proceso de compra y venta más transparente, los agentes proporcionarán valor interpretando factores que afectan el precio, las tendencias del mercado y los datos fluctuantes para sus clientes.

Estrategia de precios más justa

Un obstáculo particularmente frustrante para los compradores de viviendas son las propiedades que parecen estar dentro del presupuesto, pero que en realidad tienen un precio bajo como una estrategia de mercadeo. Esta es una táctica común utilizada por los vendedores para atraer a tantos compradores como sea posible, con la esperanza de provocar una guerra de precios y obtener una oferta mucho más alta que la que se indica en el listado.

Esto puede llevar a hacer una oferta o una sobreoferta a un precio muy por encima del valor real de la propiedad; no solo los compradores pagan más de lo que necesitan, sino que esto también puede generar problemas durante el proceso de financiación de la hipoteca, en caso de que el prestamista sienta que la hipoteca solicitada no coincide con el valor de la propiedad. Con un amplio acceso a información sobre ventas históricas, los compradores podrán evaluar si una vivienda tiene un precio justo, y ajustar su estrategia de oferta de acuerdo a los datos, en lugar de entrar en un proceso de puja a ciegas.

Transparencia confiable

El acceso a los datos sobre el historial de ventas también significará que los posibles compradores pueden ver cuántas veces, y qué tan recientemente, se ha re-listado una casa; una táctica utilizada para revitalizar un listado que ha estado presente por mucho tiempo en el mercado. Al cerrar completamente el listado y volver a publicarlo en una fecha posterior con un nuevo número de MLS, aparece como un nuevo inventario que acaba de llegar al mercado.

Ahora, los compradores tendrán una instantánea completa del historial de listados de una casa, y si generaron o no transacciones. Eso podría ayudar a levantar las banderas rojas sobre las casas que son difíciles de vender, y motivar a los compradores a realizar su diligencia debida cuando investiguen dichas propiedades.

¿El intercambio de datos vendidos vendrá a afectar los precios inmobiliarios de Toronto?

Si bien tener acceso a los datos vendidos en el pasado proporcionará a los consumidores información valiosa, es poco probable que sacuda profundamente el valor de las viviendas en el mercado inmobiliario de Toronto. Según los últimos datos de TREB, el mercado se ha estado recuperando, con un aumento del precio promedio del 4,7% a $ 765.260, con 6.839 casas intercambiando manos, un aumento del 8,9%.

Esa mejora se debe principalmente a que los compradores están superando el impacto de las normas de calificación de hipotecas más estrictas, así como las consecuencias psicológicas como resultado del Plan de Vivienda Justa de Ontario, y están respaldadas por fuertes fundamentos económicos en la ciudad, en lugar de prácticas de precios especulativos. Por lo tanto, aunque los compradores de viviendas pronto tendrán mejores conocimientos que nunca, no espere un enfriamiento del mercado como resultado.

Etiquetas: real estate, Susana Donan, bienes raíces, intercambio de datos